_escaleras

…un axfisiante y danzante hilo de peste nauseabunda trepaba por el hueco de la escalera. Cuando se puede ver el mal olor, adquiere otro tipo de cualidades, tirando más hacia la Muerte, o algún tipo de enfermedad que sin duda te dolerá. Lyra desde su privilegiada posición de francotirador, armada con la curiosidad más brillante en sus ojos, observaba. Desde arriba. La oscura y retorcida escalera, cómo se replegaba sobre si misma a intervalos cada vez más pequeños, como cuando eres un mocoso y dibujas en tu cuaderno una irregular espiral empezando desde fuera hacia dentro.

Su negrura… “ahí abajo de acaba el mundo” se dijo. Pero no estaba nerviosa. Miraba como quien mira algo horrible y se siente completamente ajeno a ello, y a salvo. Un mero espectador de la crueldad natural que rige el mundo. “Ooohh”. El olor cesaba a ratos, zarandeado por las corrientes de aire ascendentes que pugnaban por escapar de aquel zulo y huir por el agujero de la buhardilla. Y a Lyra, se le erizaba el vello de los brazos y el cabello jugaba unos intantes con la infecta brisa antes de caer graciosamente de nuevo sobre los hombros, tapando las orejillas previamente descubiertas.

Y entonces lo vio. A Miedo. Estaba lejos, pero ella sabía que el la miraba fíjamente. Y él sabía lo mismo, pero al reves. Empezó a subir, lentamente. Sin perderla de vista ni un segundo. A lyra se le entrecorto la respiración. Tenía miedo de Miedo. Algo bastante lógico por otra parte. Miedo emitía unos leves pero gravísimos alaridos, que hacían incluso que cayera virutilla del desvencijado techo. Y su ser se retorcía en espirales de bruma negra. Como un monstruito. Pero era Miedo. Era más que uno de esos monstruos aficionados que se meten en los armarios de niños indefensos. Era la causa de miles de muertes. De miles de horas de sueño perdidas. De sufrimiento mental. Miedo no sonríe. Sólo observa. Pero Lyra está cansada.

No quiere seguir temiendo a Miedo. Miedo le limita. Le marca hasta donde. Y cómo. Y una niña como ella no estaba dispuesta a aceptar algo tan serio como eso, no sin antes cuestionar. Y se cuestiono, para empezar, su propio miedo a Miedo.

Miedo se paró en seco. Sorprendido, parece ser. Esto era algo nuevo para el, ¿ como esa mocosa iba siquiera a tener la más mínima intención de plantarle cara a Miedo ? Ridículo.

Y dió otro paso, pero con cautela.

Y Lyra, ya, le miraba incluso divertida. Veía que Miedo le tenía un poco de miedo, al fin y al cabo. Ridículo.

Miedo subió. Demasiado, las cosas que te hunden pero que consigues afrontar, se pierden por el agujero de la buhardilla. Lyra contemplaba como se deshacia entre los arrugados hierros, moviendo sus piernecillas, tumbada en el suelo boca abajo sujetándose la cabeza con las manos, divertida.

Miedo no era para tanto al fin y al cabo. No cuando compruebas que no eres tu el que no tiene salida posible.

Lyra asomo su cabecita por el agujero para ver más de cerca las nubes…

Advertisements

_Motiv

… y creo firmemente en que el desencanto que producen en nosotros la mayoría de las cosas que hacemos, es porque basamos nuestras motivaciones siempre en elementos fácilmente destructibles y materiales, en vez de en el amor hacia lo que hacemos porque queremos hacerlo. Y no por lo que signifique para los demás. Ni por lo que cueste. Ni por el puto dinero. Ni por el qué dirán. Ni por evitar comparaciones. Ni para que nos metan en el saco de lo que no nos gusta. Ni por todo el oro del mundo. Ni porque ellos lo digan. Ni porque sea lo normal. Ni porque lo mande dios o alguno de sus compinches del todo a cien. Ni por que sea lo que debo de hacer. Ni por todas esas cosas. Por ninguna.

Y seguiremos hundiéndonos. Mientras esto no cambie. Y mientras no nos demos cuenta de que detras del grupo, hay individuos. Y que sin estos individuos no hay grupo.

_rip someone’s head off

Valga la redundancia, hoy también he soñado en gore. Esta vez nos arrancaban la cabeza a mi y a otro personaje que se supone que era mi amigo ?? y debíamos mantenerla fresca para poder pegarnosla de nuevo. Algo que se hacia suturando ambas partes cárnicas la una con la otra.

Después íbamos con cuidado para que al agacharnos no se nos cayera del sitio.

Si alguien con doctorado en interpretar sueños ( ozkaritz confío en que domines en algún grado este campo ) puede siquiera atreverse a analizar los mios… será obsequiado con un agradecimiento o con un vaso de tubo con un trago largo. Lo que prefiera.

_lead

Joder, pero que clase de enfermo sueña que por algún motivo, hay 2 grupos de personas, y forma parte de uno de ellos, y en cada grupo se tiene que echar a suertes a ver a quien le toca ser disparado, y va y le toca, y se pasa no se cuanto tiempo con una ridicula gasa pegada al estómago como si con eso “ya estuviera”.

Me cago en la puta, como cojones pretendes que sonría por la calle soñando mierdas como esa. Tiene cojones.

_carbono

Aliño de todos esos refrescos rebosantes de cafeína y otro tipo de sustancias E-relleneconunnúmero.

Y poca gana, realmente… poca gana.

Ahí tengo el taquito que no es tal, ya que es bíblico, sobre la mesa, esperando a que lo viole mentalmente. Pero poco más. Me traiciono contínuamente a mí mismo, y enseguida hago otro trato más benévolo para que traicionarlo me siente peor; pero en vano.

En vano es todo lo que se hace sin ganas ni entusiasmo.

Acabar con esta etapa, porque, realmente, no conduce a ningún lado. No se que estarán haciendo otros en este momento. Pero si se lo que yo no esoy haciendo, y se que me cagaré en muchas cositas bonitas cuando llegue el preciso momento en el que… me… ¿ arrepienta ? realmente no es esa la palabra. No tengo muy claro si existe algo para designar lo que sé que voy a sentir.

Pero bueno. Quizá dentro de un rato me vista, y me vaya al local. No lo sé. Puede que allí haya gente y me jodan el plan. No lo sé. Casi fijo que al final me quedo en casa, pero en fin, ya se verá. Todo ya se verá, todo ya veremos. Nada fijo, nada concreto, con lo que me jode. No es más que un simple quedar bien conmigo mismo y con todo lo que tengo que hacer, y excusarme con lo que me convenga en el momento que me de cuenta de que no doy a basto con todo. Hace cuanto que no bebo. Hace cuanto que no me duele un acorde de mi bajo, y me tiro al suelo gritando, con las dos jodidas lamparitas que están reventadas de tando ajetreo etílico y de tanto movimiento saltando de ampli a ampli.

Es jodido no recordar las últimas veces de las cosas que te gustan. Indica que algo no va demasiado bien. Que algo se pierde. Se aleja. Es jodido recordar, porque recordamos cuando no tenemos algo que vivir en el presente, una ilusión, un sueño, un vicio. Y recordar es activar los lacrimales o reír. Pero por alguna razón, siempre es más fácil llorar recordando que reír, porque parece que solo nos quedamos con lo malo, estúpidos seres humanos desperdicia-todo.

_Estoy pensando II

Un cenicero lleno junto al ordenador, estoy pensando, demasiado calor y demasiado frío, estoy pensando, me duelen las piernas desde hace años, estoy pensando, dónde está la cámara oculta, estoy pensando, antiestamínicos, estoy pensando, muscaria para desayunar, estoy pensando, no puedes tener siempre la razón, estoy pensando, de hecho, cuando crees que eso es como tu dices y ya está, se convierte en falso, estoy pensando, sangre, estoy pensando, hielo, estoy pensando, baileys, estoy pensando, que jeta tienes y encima hay que dar las gracias, estoy pensando, me voy sin despedirme, estoy pensando, que quieres decir con “no eres normal”, estoy pensando, porqué tu forma de tener la razón es ponerte a la defensiva, estoy pensando, porque escribo esto, estoy pensando, debería estar haciendo cosas más importantes, estoy pensando, qué es la vida, estoy pensando, que es esta etapa de la vida, estoy pensando, barra libre significa que me pongas otro cubata, estoy pensando, nunca es demasiado tarde para vengarse, estoy pensando, me sobraban los 3 últimos tragos a esa bebida, estoy pensando, nubes, estoy pensando, luceros, estoy pensando, obcecación en el error y posterior no-aceptación del daño causado, estoy pensando, pensar tanto es jodido, estoy pensando, escribir lo que no me da tiempo a pensar para pensarlo más tarde es más jodido aún, estoy pensando, fumo, métanme a la cárcel, estoy pensando, eres demágogo y encima piensas convertirte en el mayor pensador de todos los tiempos, estoy pensando, esto y aquello, estoy pensando, pilas de cds que no se lo que contienen, estoy pensando, porno checo, estoy pensando, vivir en praga, estoy pensando, vivir donde sea pero no aqui, estoy pensando, café, agua, tabaco, lluvia, mesa al lado de la ventana, noche y un moleskine a punto de acabarse, estoy pensando, lo mismo de antes pero corriendo por la calle mojándomne y cagándome en dios, estoy pensando, tirarme por el suelo, estoy pensando, recordar lo que hubo antes en el suelo y decidir no tirarme, estoy pensando, fregar las paredes con agua sucia estando borracho, estoy pensando, pasar página, estoy pensando, borrón y estancamiento, estoy pensando, cosas que merezcan la pena, estoy pensando, coca cola y cannabis, estoy pensando, curado en espanto es mejor o peor que no curado en espanto, estoy pensando. Se acabo el pensar. Por unos minutos al menos.

_farsas

No se porqué me ha dado momentáneamente por pensar en cuando era un mocosete. Los viejos tiempos, que dirían en América.
Me he acordado de gente. Gente de la que hoy día no tengo noticia. No se nada sobre ellos.

La verdad es que, hay de todo. Evidentemente está ese reducido grupo de gente que sigue ahí, con la que todavía me toño a menudo, y que ahí va a seguir siempre, está claro. Luego está la gente que nunca fue nadie especial, pero que ves a menudo. Vivis cerca, o similares.

Luego está la gente cuya existencia es una farsa. Esa gente, que hay en todas partes, que dice que apenas ha estudiado. Y sacan un 10. Ese tipo de gente, cuya palabra es tan válida como la idea de la mentira en sí. Esa gente que finalmente, tras dedicar sus inútiles vidas a juntarse, se separan irremediablemente, dejando claro que en absoluto han sido sinceros ninguna vez entre sí.

Esos que cada 2 meses cambiaban su actitud. Que eran más listos, más guays que nadie. Los mismos que ahora son obvios, y vulgares.

Y también hay gente… que ya no ves. No sabes nada. Una perdida en el móvil muy de vez en cuando te confirma que siguen con vida. No se acuerdan de tu cumpleaños. Tu sí. Personas que te ayudaron a madurar inconscientemente a base de prender fuego a tus sueños porque no tenían ni la menor idea de como decir lo que querían en realidad, y porque sus intereses iban siempre antes que los de nadie más. Gente a la que tendiste la mano. Y te respondieron con un humillante guantazo. De la noche a la mañana.

Tener 17 años fue duro. Pero necesario.