_Detente

Atribuirse el discurso ajeno es una manera de efecto inmediato de tener una opinión sobre algo. Se puede construir sin descanso sobre esa atribución; se puede tirar tanta calle, cableado, infraestructura, tanta cábala, tanta historia, que al final hasta parece que has llegado tú mismo a esas conclusiones.

No cambiaría una cabaña de mierda hecha por mí con 4 palos húmedos por la mejor de esas edificaciones de poliespán.

Advertisements