_Hable después de la señal

Llevo 8 años confesándome aquí. Pero en realidad, no he escrito ninguna conclusión real. Las conclusiones que han tenido una trascendencia en mi vida tras ser deducidas, las guardo con recelo en algún sitio muy muy profundo. Muy oscuro.

No es una nueva época de oscuridad, no hay motivo por el cual ser sombrío. Sombrío. Hace 10 años, un profesor de la universidad me llamó sombrío delante de 94 personas. Claro que lo hizo porque le acababa de decir a la puta cara que se iba por las ramas en clase y que no estaba explicando absolutamente nada de contabilidad. No me interesaba en absoluto la materia, ni ahora tampoco, pero si mis padres estaban pagando su dinero y no me quedaba otra que aprobar su asignatura al menos esperaba que alguien me enseñara algo.

Supongo que tenía razón en cierto modo.

“No puedes saber cómo es alguien que acabas de conocer hace 2 minutos”

Claro que puedo. Puedo juzgarles por cómo se mueven, por cómo hablan, por cómo reaccionan. Puedo, y lo hago bien, además.

Una cosa es ser un sociópata, y otra tener alergia a la gente.

Advertisements