_Demsssssssss

Cuando voy en el metro, me doy cuenta de lo loco que estoy en realidad. Verme rodeado de esos desconocidos, mirarles a las caras, a las piernas, a las manos, a las pollas o culos incluso, activa como palomitas de maiz en la sartén, saltando, diferentes… problemas dentro de mi cabeza.

No por el hecho de mirarles. Eso es un ejercicio provocado por el aburrimiento y el cansancio, pero el segundo plano de atención al que me proyecta el hacer esto mientras pasan las estaciones y el vagón traquetrea.. eso es lo que me hace ver que algo, hay.

Pero después, siempre llego a la misma conclusión. Si no la he liado en algún aspecto ya, tiene que ser porque tengo todas mis mierdas bajo control. ¿No? Soy más listo que ellas. Y más inteligente. Más rápido y sobre todo más astuto. O quizá es simplemente que esta última conclusión a la que llego cada vez, es simplemente un hedonismo medicinal para detener el avance del resto de afecciones y poder seguir levantándome todas las mañanas.

Todo puede ser.

Advertisements