_nightmare

Ese era el jodido problema.

Habíamos perdido toda capacidad para sentir. Todo se basaba en “el porqué”. En los motivos. Éramos incapaces de dar la mínima explicación de algo con una mirada, con un suspiro, o con un puto toque en el hombro.

Nos hundimos en la mierda. Durante años, ellos seguirán intentando entender el porqué. No entienden que si miras muy de cerca, todo son impulsos primarios. No lo entienden, porque para intentar entenderlo usan palabras, y no sentimientos.

Palabras, una puta visualización vacía de lo que nos pasa por la cabeza. Como cojones vas a entender esto, si no estás escuchando Mono a todo volumen como yo, llenándote la puta cabeza de la angustia más increíble.

GRÍTAME AL OÍDO TODO LO QUE PIENSES, INTENTA METÉRMELO DENTRO. HAZME VOLVER A QUERER EMPLEAR MI TIEMPO PARA ALGO QUE NOS ATAÑA. OLVIDA LO QUE FUÍ. NO SE TE OCURRA INTERRUMPIR UNO DE MIS NIRVANAS mentales… no te pido que lo entiendas. Sólo que lo respetes.

Advertisements

_la risa funesta

Mientras me parto de risa en medio de un campo de trigo ya recogido, junto a los caminos de tierra reseca, y mientras atardece. Un montón con todos tus muebles y recuerdos. Está ahí, a 15 metros de la calzada. En llamas. Y me duele el estómago de reir.

Ja ja ja …

No puedo más, voy a caer al suelo para poder emplear cada músculo de mi cuerpo en escupir una tras otra todas las carcajadas que me permitan mis pulmones.

Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero.

Todo es pasajero.

_cold&rain

Entras a un bar.

Hay poco mobiliario.

Tienes lo último en tiendas clónicas ante tus narices.

Tienes tabaco tan caro que podría estar untado en cocaína.

Tienes cortes de pelo de hace 20 años.

Ves un dedo impregnado en extasis siendo restregado por el interior de la boca de una jóven.

Ves fotologers.

Ves gente con flicker y gente con droga en el bolsillo.

Tienes la copa vacía.

Subes bajas subes bajas subes bajas.

Nos vamos.

Tienes hamburguesas de mapache.

Tienes matrix.

Ves el momento de irte a casa.

_4:10

Hace nada eran las 10 de la noche, y apenas habíamos empezado a afinar…

Después de un concierto vibrante y genial, compartiendo sudor caliente con gente por la que darías más que la palabra, después de un viaje en coche con ciento y pico kilos de equipaje…

Después de varios katxis de kalimotxo, son las 4 y 10 de la mañana. ¿O madrugada? ¿O noche? Cada uno tiene sus preferencias.

Con los ojos brillantes, frío etanol, con la boca apestando a tabaco de contrabando, y con la mente nublada por ideas absurdas y hechos que, cuanto menos, te descolocan, voy hacia casa. La decadencia se percibe. Más bien, dejo un rastro de algo que podríamos llamar decadencia. Pero no la mía. Si no la que se me ha pegado por las gilipolleces que hoy he tenido el gusto o el disgusto de conocer. La gente, parece ser que tienen un pasatiempo importante: ser gilipollas. Estas personas no se merecen siquiera ser mencionadas aquí, pero en fin, de algún modo han sido el detonante de esta entrada que en ningún caso tenía previsto escribir.

Hay personas que no saben tomar decisiones. No se trata de ser indeciso: hablo de una auténtica falta de la capacidad para decidir. Muchos suplen esta carencia con chorradas y gilipolleces graciosas. Otros lo bañan todo de hundimiento personal, intentando arrastrarte a su vórtice en declive, para no caer solos.

El resultado es el mismo: mierda y más mierda.

Yo no soy el culpable de tus errores, ni de las consecuencias que traen. Simplemente no esperes que cada vez que fracasas, esté ahí para aguantarte el vaso mientras vomitas. No. Simple y llanamente, no.

El mundo, ya tiene su propio eje de rotación. No necesita amagos de persona que pretendan ser el centro del universo. Y menos con banalidades de niños de 10 años.

_sobresoñando

Soñar con tus sueños puede parecer ya de por si bastante enfermo.

Si encima tus sueños por fin son aceptados como lo que son por el resto de gente, es decir, un exito rotundo y muy innovador, entonces es la ostia.

Lástima que luego intentes recordarlos, y no te acuerdes de como llamarlo, o lo que sea. Ni siquiera te acuerdas del maldito sueño en cuestión.

Da que pensar que no sepas que es lo que quieres ni en sueños, ¿no?

_the source

Me parece que estoy a punto de alcanzar la conclusión que reza que en absoluto el objetivo es conseguir la felicidad.

La felicidad es un señuelo que te aparta de cada momento. Mejor, te aparta de cada segundo anterior a cada momento. Que es, paradójicamente, el verdaderamente feliz.