_fade from

Hazme entender.

Vale, deberé ser comedido a partir de ahora. Me encanta, por otro lado. Me encanta descubrir gente inteligente a mi alrededor.

Quizá me esté explicando mal. No me refiero a alguien que lea. O que se abstenga de la puta mierda que escupe la televisión. O que no vea fútbol. Me refiero a alguien que sea capaz de enfrentarse a una situación tan absurda como leer una pregunta de test con la seriedad suficiente como para poder leer, pensar y constentar sin reirse como un imbécil, sin decir eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, etcétera.

En serio, entre todos podemos hacer que esto sea más común. Aunque sea dificil. Pero me basta para al menos, en determinadas circunstancias de la vida, en determinados sitios, decir: joder, que bien. No me entran ganas de cruzarte la cara cada vez que respiras. Joder, alguien que actúa normal, preocupándose por lo que le ocupa en ese instante y que no afecta a nadie sino no a él. Y no en lo que pueda decir el resto de gente si no adopta una postura de indiferencia ante el error. Errar es bueno y es necesario.

Tener miedo a que yo pueda darme la vuelta en un momento dado, levantarme, señalarte y partirme el culo, es síntoma de que todavía no has superado tu etapa de desnudez mental. No tienes una pauta de actuación definida por instinto. Alto y claro: no tienes personalidad.

Y aún en el caso que un individuo de tus mismas características se ria de ti, o hable de ti, deberías ser capaz de ignorar aquello que te hace perder el tiempo y pensar de manera innecesaria e inconcluyente. Pero no. Tú no eres así. Tú eres amigo de todos y de todas, y mantienes un comportamiento siempre bien aceptado, y mantienes unas costumbres denominadoras comunes, porque es fácil y así te quitas de movidas. Fantastique.

Afortunadamente, todavía queda quien me obliga a entender. Gracias.

Advertisements

_fade to

Entiendo.

Bueno, no, pero sí. Ya sabes.

Vamos, que eres gilipollas. O al menos, disculpa, pero es lo que alcanzo a vislumbrar desde, quizá, mi no tan privilegiado punto de vista. Vale, que ahora, dejas aquello que ha sido (se supone) tu punto de apoyo, tu meta, y tu soma durante todos estos años, por algo totalmente opuesto. Jo jo, y lo mejor de todo son tus argumentos. Genial. Francamente genial. Así que todos estos años moviendote por donde te movías, escuchando lo que escuchabas, hablando lo que hablabas, y resulta que ahora no es más que pura hipocresía. Pura y desconcertante, etérea y putamente cristalina hipocresía, de la mejor, de la cojonuda.

Fantástico. Guau, pensaba que había visto bastante para mi edad. Qué iluso. Gracias a la gente como tú uno nunca acaba de acostumbrarse a los imbéciles. Cuando parece que has descifrado sus pautas de vida, va uno y se sale del gráfico, se lleva la palma. Además todo queda en casa. Afortunadamente todavía queda quien tiene buen olfato para estas historietas…

Y veamos… para aquellos que se piensan que padezco algún tipo de sordera… no, no estoy sordo. Oigo todo. Gracias.

Seamos sinceros… es evidente que hablo sobre personas o estereotipos más o menos definidos. Pero en absoluto es una generalización. Siempre, siempre, siempre destripo situaciones concretas. Lo digo porque se que tarde o temprano hay gente ociosa que se te lanza al cuello con los piños de par en par, a ver que puede arramplar.

¿Entiendes tu?