_supreme

Cuando mi buena educación te libra de un codazo en la cara, entonces si, entonces ten por seguro que has cruzado el límite de lo que puedo soportar.

Por omisión de acción permanezco firme en el estatus estándar que me caracteriza. El problema que tiene esto, es que suele inducir al típico error de pensar que una persona es como se la conoce normalmente. Unos cuantos supongo que sabrán de lo que estoy hablando. Y el problema de esto, es que tú, eres exactamente como se te conoce. Ni menos, ni por supuesto, más.

Te has montado mal tu sistema. Es un error de base, que te ha hecho caer en una pequeña espiral de impertinencia en determinados motivos. Quiero decir, que a veces tirarse de un coche en marcha y que el bajista de tu grupo te coja al vuelo, es la mejor opción. Los protagonistas de aquella historia no van a leer esto, pero es divertido compararlo con tu cabeza coronada por un cartabón perfecto. Porque muestra claramente, quien tiene más posibilidades de morir de forma que su vida no haya sido un completo fraude.

Supongo que tendrás ya a mano el papeleo para que Dios te devuelva el dinero. O la casualidad. O la ciencia. O lo que sea que permite que nuestra insignificancia resida en este planeta. Porque, oh Dios, nada, nada, NADA, permanece. Y es una putada darse cuenta, pero a su vez es de puta madre. En el momento en el que estas colgado por efecto de algún tipo de inhalante y por 3 segundos eres capaz de comprender el significado de la vida, descifrar y asociar la ingente red de relaciones sociales e interpersonales, y todo lo que ellas conforman entonces, todo es más sencillo. Se te pasa al de 10 segundos el efecto, y mierda, otra vez a ser alguien que tiene demasiadas preguntas y anda escaso de tiempo y de dinero. Joder, y de tabaco. Que te está matando, pero la verdad es que dudas desde hace tiempo sobre el hecho de que discutir sobre lo bueno y lo malo es algo necesario. Suma el tiempo que inviertes en esos menesteres. ¿Cuantos dias menos de vida te quedan?

Por eso la gente se rie al recordar una borrachera. Probablemente muchos de ellos lloren al saber que tienen cáncer, o cirrosis, o el tabique reventado, o la médula licuada, o el córtex cerebral inoperativo, o sean incapaces de discernir entre la realidad del mundo y la que genera su mente, pero siempre queda la esperanza de que en algún momento de tu posible declive, optes por absorber información. Como una esponja de carbono, impregna tu cabeza descarriada del conocimiento que necesitas para saber estar por encima de la situación.

Elimina el miedo a la muerte sabiendo que no hay más que polvo tras ella, el miedo a las drogas sabiendo que puedes morir al tomarlas, pero no sin antes tomar provecho de ellas; el miedo a la infelicidad sabiendo que puedes tomar drogas para neutralizarla… Y valora todo aquello que has conseguido por tí mismo. Porque, simple y llanamente, y acabando esta puta locura de reflexión… el hombre, nace y muere solo. Y solo tienes lo que resida en tí: tu experiencia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s