_stop

Mi cerebro hace ya un tiempo que dijo basta por hoy. Y al día siguiente, dijo: basta por hoy.

Ignorarlo no se si ha sido una solución o un (teléfono) acelerante.
Intento buscar un motivo por el que sentirme así, sin ganas, cansado, sólo quiero hacer cosas que me llenen de verdad. Las obligaciones han quedado relegadas a un segundo plano, porque no me gusta nada lo que me veo obligado a hacer día tras día. Y solo descuento segundos para que llegue la tarde o mañana, y pueda inmiscuirme en mis abstractos asuntos.

La vida son prioridades frustradas y crispación por poder hacer poco o nada más que alargar el dolor.
Porque aunque disfrute cada instante de lo que de verdad AMO, el solo hecho de verme obligado a estudiar y aprender cosas totalmente opuestas a mi e inservibles me hunde.

Nunca es tarde. Y qué hago yo aquí.

Necesito un cambio.

Advertisements