_la risa funesta

Mientras me parto de risa en medio de un campo de trigo ya recogido, junto a los caminos de tierra reseca, y mientras atardece. Un montón con todos tus muebles y recuerdos. Está ahí, a 15 metros de la calzada. En llamas. Y me duele el estómago de reir.

Ja ja ja …

No puedo más, voy a caer al suelo para poder emplear cada músculo de mi cuerpo en escupir una tras otra todas las carcajadas que me permitan mis pulmones.

Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero. Todo es pasajero.

Todo es pasajero.