_0

Admiro a las personas que anteponen la felicidad de otros a la suya propia. Lástima que, por mucho que se escriba, poetice, o divague sobre ello, estamos ante una especie extinta.