_Utility

Hoy hablando con un amigo, me ha comentado que qué líos le están haciendo los de la Embajada española del país en el que reside para votar. Yo le he dicho que ya tuve mis dimes y diretes con mi la Embajada y el Consulado españoles en Londres, detalle final que pone la gota de angostura a un cóctel que deja un sabor de boca para nada sorprendente: No votar. Por lo menos mientras viva en el extranjero, pero eso ya es otro tema.

Entonces me ha salido con la cantinela del voto útil: “Otro voto para el PP, hermano” (si no votas en contra, se entiende).

Esta actitud me molesta. Se me hace partícipe de una especie de apatía que en absoluto colabora con La Causa, que  en España es ya desde hace mucho, mucho tiempo “hacer que el Malo no gane”.

Da igual quién sea el malo. Para mí esto denota 2 cosas:

a) Falta de criterio: El voto útil – incluso me atrevería a decir, visto lo visto, el voto en sí – no es más que una falacia democrática. No se consigue nada. Porque NADA cambia, da igual quién esté en el poder. Esto es así porque el último estadio de la democracia, no son los partidos que gobiernan. De hecho, la democracia no es (a mi modo de ver) algo definitivo, un marco en el que nos englobamos ni nada. Simplemente es un mecanismo de control. Da igual que lo agites y cambie de izquierda a derecha o de derecha a izquierda. Es otra pieza dentro de un contenedor masivo en el que hay otras cosas, pero este no es el tema.

b) Incongruencia democrática: Yo puedo elegir no votar, y dejando de lado los bugs de las elecciones en sí, que dan por sí solos para miles de capítulos acerca del sinsentido y el odio, mi no-voto es igual de válido y “útil” que el tuyo (esto por lo dicho en el punto anterior). Pero ADEMÁS, está el hecho que he mencionado al comienzo, el encasillar a alguien como un disidente por no arrimar el hombro (eccckksss) por La Causa.

Yo lo veo así: Si no voto, no doy un voto más al PP, o al PSOE, o quien pollas sea el que la Gente se refiere. Si no voto, es un voto que pierden CADA UNO de los partidos que se presentan, porque NINGUNO (incluso dentro  de – y obviando de nuevo – la gran bola de mierda que nos han vendido como panacea desde hace 30 años), ni uno solo de todos ellos es capaz de ofrecer no ya en hechos, si no en PALABRAS, algo coherente que me satisfaga como persona. Ni como español, ni como vasco, ni como hombre, ni como joven. Como PERSONA.

Y eso es todo lo que tengo que decir sobre las elecciones.

Fin.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s