_El receso es mentira 6

13 de septiembre

Un poco de calma. Por fin. Pero sólo un poco. Lo suficiente para tener la cabeza un poco más templada. Ya sabéis que odio dormir en los aviones. De hecho odio los aviones un poco más cada día que pasa. Los he usado a ellos y a los aeropuertos mil veces, he creado mil imágenes, decenas de personajes que viven, mueren y follan en los aeropuertos. Pero los odio cada segundo que pasa. Su burocracia y protocolos humillantes y ridículos. Sus precios humillantes y ridículos. El resto de la humanidad que te abochorna a gritos mientras intentas huir del país.

Hoy tengo las primeras, digamos, actividades. Hoy empiezan a aflorar los requisitos que necesitan ser cumplidos, los problemas que deben ser resueltos y las personas que deben ser tratadas.

A partir de ahora, vuelta al modo manual.

Hola desde mi nueva vida.