_Ni siquiera es un Bed Tale

Hoy he soñado que se me pudrían los dientes y se caían. Pensaba en ponerme fundas antes de irme fuera definitivamente.

Después llegaba a casa, que no era la mía pero mis padres estaban en ella, y según entraba a mi cuarto me ponía a llorar sobre la cama.

Hablo y negocio convertir mi vida en una prolongación de la misma más intensa y complicada, pero no diferente.

Y eso no es lo que quiero. No.

El último gran fuego. Eso es lo que de verdad anhelo.

Advertisements