_Return. Return.

…brace, brace. Brace, brace. BRACE, BRACE. ¡BRACE, BRACE! ¡BRACE, BRACE!

Has tenido malos despertares pero este se lleva la palma. Dios te ha cogido por los brazos y te agita como si fueras un salero, tirando por el suelo toda esperanza que hubieras podido tener, pero en forma de tus objetos personales: Tu teléfono apagado, el cambio que te han devuelto por el Bourbon con hielo, las gafas.

Y la corbata con manchas de sangre verticales, como si la hubieran puesto bajo un gotero.

¡BRACE, BRACE, BRACE, BRACE!

En efecto hay algo gritando. Y es algo porque es una máquina, y porque mh, oh, vaya, estás en un avión, y te sangra la nariz y no dejas de agitarte. No. Es el avión el que se agita. Miras a tu alrededor y curiosamente, no empiezas a oir los gritos de la gente hasta que los ves gritar explícitamente. Y son gritos de verdadero pánico, pero dado que no recuerdas cómo has llegado allí, decides primero -o algún tipo de simil a la decisión- averiguarlo.

¡BRA- fffftttssssssssssssssss

Un chasquido y se para la voz horrible, gracias. Los gritos horribles siguen, y estas manchas de sangre no va a haber Dios que las saque de la seda.

Vale, sí. Dolor punzante increíblemente intenso tras el ojo derecho. Después nada. Ese dolor te ha hecho perder el conocimiento. Y parece ser que poco después, habéis llegado a una zona de turbulencias o algo. Sales de lo desconocido para entrar en la pura mierda. No sé si hubiera sido mejor no despertar nunca más.

Te enderezas como puedes y te quitas la máscara de gas que alguien te ha puesto, amablemente. Esta puta mierda tiene oxígeno puro, piensas. El oxígeno puro ahoga, piensas. Me quedaba media botellita de Bourbon, piensas.

Miras de nuevo alrededor y ves a la gente en posición “brace” de emergencia. No te apetece así que esperas a morir o algo, pero al menos no en una posición patética. No sé, incluso me imagino, que te encenderías un cigarro si tu tabaco no estuviera saltando en algún punto de la cabina de pasajeros.

– SEÑOR AGACHE LA CABEZA Y PROTÉJASELA CON LOS BRAZOS.

La pobre azafata está más en el aire que en el suelo. Sonríes: Te ha dejado de doler la cara por dentro, lo cual siempre es buena señal. La pobre mujer está entonces a punto de decir algo, pero se corta la lengua con los piños al saltar tanto que se golpea la cabeza contra uno de los racks para equipaje. Cae el suelo y rueda, o salta. No sabes.

Vaya incordio es no acabar de palmar.

Piensas en lo que te jode este hecho, mientras parece que el temporal amaina o al menos se calma lo bastante como para que la azafata herida pueda recoger los trozos de cara desperdigados y correr hacia la cola del avión.

La gente comienza a calmarse.

Habla el comandante: Captain to passenger cabin, we have past a turbulence area. We apologize for any inconvenience. If you think you may be harmed please contact any member of the crew as soon as possible. If you have someone unconscious near you, please alert a member of the cabin crew as well. We will be arriving to Heathrow International Airport in a few minutes, where a medic crew will assist any medical requirement. Thank you and sorry again.

Pulsas el botón de azafata.

– ¿Edda heddido denyor?

La pobre niña aún tiene sangre por toda la cara.

– ¿Puede traerme más Bourbon, por favor? Si ya ha acabado este circo, vamos.

Y es que, hay que joderse. Por una posible muerte de nada la gente se preocupa, pero después es capaz de soportar cualquier daño parcial sin cambiar la expresión de la cara.

Advertisements

2 thoughts on “_Return. Return.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s