_Dos (parte 1 de 7)

Son cosas que vienen de golpe, no se perciben antes, no se puede anticipar una acción suicida, por demostrarte a ti mismo que puedes combatirlas.

Te das cuenta, y ya está. Se acabó. Todas las veces que te preguntaste: “Cómo será la situación. En qué contexto.” Y al final, casi un año después, ocurre, y ni siquiera te obliga nadie a mirarle a la cara.

Y cómo iba a ser así, si eres el único que aún huyes de tus propios pensamientos. Y sueñas que se te derriten los ojos, y que te intentan ahogar tus seres queridos, y toda esa mierda.

Han cambiado cosas.