_Balance de Daños número 1

Nivel de resaca: Elevado. Probablemente debido a dormir 4 horas y prácticamente no dejar tiempo de sobriedad entre ayer y hoy. 

Daños físicos:

Quemaduras de cigarro en el dedo corazón de la mano izquierda, en el nudillo del dedo índice de la mano derecha (ambas autoinducidas, archivar como “sin explicación lógica aparente”), codo izquierdo, muslo derecho (?) y muñeca izquierda.

Moratones en el muslo derecho y en el gemelo derecho. Lo más seguro es que vayan apareciendo más a lo largo de la semana. Se comunicará a las autoridades pertinentes.

Mordiscos  en el antebrazo derecho (por la pinta parece de un espécimen humano hembra, de baja estatura y gran fuerza en las mandíbulas) y en el pezón derecho. Este último es especialmente doloroso, y por el gran tamaño de la herida, el atancante podría haber estado semidesnudo/a. Todo apunta a que era un ser humano hembra más alto que el anterior y con bastante mala ostia. Se percibe cierto ensañamiento totalmente inmerecido.

Rasponazo-raja con sangre seca en la comisura de la herida, en el antebrazo izquierdo. Tiene unos 6 centímetros de largo, y no tengo ni puta idea de cómo llegó ahí. Probablemente tengan algo que ver los sujetos mencionados previamente. Como arma, por decir un par de ejemplos estúpidos, se pudo haber usado un piolet-martillo o un limpiaventanas. 

En el antebrazo izquierdo tengo escrito: “La Náusea” Sartre. Comprar libro a la mayor brevedad posible. 

Daños psíquicos:

No me sale de los huevos hablar de esto ahora. 

Daños materiales: 

Aparte del evidente derroche de dinero, ayer el cajero se trago una tarjeta (caducada). 

Hechos graciosos/curiosos:

En un metro caben 700-800 personas. Misma hora, mismo tren, misma puerta mismo puto sitio. Qué gracia me hacen esas cosas. En mi huída me encuentro con un amigo de toda la vida, y una pava a la que probablemente no le gustaría nada si me conociera me dice que si puede hacer algo por mí que se lo diga, que si está en su mano lo hará. Afortunadamente a esas horas no puedo pensar demasiado rápido. Si no probablemente me hubiesen cruzado la cara. O no.

Ayer se rompieron unos 3 o 4 vasos de cristal y varias botellas de cerveza. Se volcaron unos 6 vasos de bebida. Uno de ellos fue arrancado de mis manos literalmente. Vendetta.

La unión hace la fuerza. Si te amenazan con rajarte con un cúter, sugiere al individuo en cuestión ir todos juntos a partir la cara a “esos de allí” (idea descartada por el propio delincuente).

Si alguien tiene algo que añadir-aportar-increpar, los comentarios están un poquito más abajo de esta línea.