_Bilbao night (parte 2 de 2)

Ojalá hubiera una puta palabra que describiera esta sensación de resaca, admiración, resignación, empatía, impaciencia, tristeza y emoción. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero no la hay.