_paradojas

Hemos llegado a un punto en el que ser anticomercial es una actitud comercial, y llamar fascista a alguien es en sí un acto de fascismo.

Ante tal absurdo no puedo hacer más que escribir tonterías inconexas para evadirme un poco del ambiente estúpido, cansino y violento que me rodea. Y ya que estoy, dar las gracias, o al menos una leve reverencia a aquellos que entran aquí, y a aquellos que entran aquí y se meten a un sitio tan inhóspito como puede ser una página “acerca de” y encima van y dejan un comentario de aliento.

Hay una cosa que pienso desde hace años, pero que a cada paso parece cobrar más sentido. La apariencia no sirve de nada si no demuestra que alberga un contenido que merezca la pena tarde o temprano.

” Ahora vamos a hacer la jugada, que es la que está mal, pero, paradojas de la vida, lo que está mal, está bien.”

Todo confluye. Todo coincide. La experiencia nos dice a mi y a otros dudosos filósofos de copa en mano, que cuando algo se tiene, se consigue, se posee… llegan importantes oportunidades de tener, conseguir y poseer nuevos objetos y oportunidades. Tengo diversas teorías al respecto, que no pienso discutir a no ser que sea en una mesa en la que no se hable de WoW y haya alcohol de alto grado y calidad.

Y mañana, me quedo solo en casa. Mis vacaciones de 10 días, aguardados con anhelo durante meses.