_Qué

Día tras día lidiamos con una realidad. La nuestra. Podemos pensar que esta nos ha sido dada así, o que por diversos motivos metafísicos relativos a nuestras acciones, la hemos constrído nosotros.

Es indiferente.

La sensación de que hay algo con la determinación de joder todas las cosas que valen la pena, es homogénea, y en ningún caso es una opinión aislada. En el pasado ya vimos que si algo pasaba, era por un motivo en concreto, pero ¿ ahora ? ¿ seguro ?

Hacia donde mira ahora el ángel que nos puso juntos en la cama…

Impotencia ante el Que que se aproxima. No se puede hacer mucho. No nos podemos anticipar a algo que no ha pasado, porque entonces sería dar la razón al destino, y entonces porqué motivo iba a estar yo tirando mi tiempo escribiendo esto profesando mis inquietudes por escoger bien, cuando no habría ocasión de escoger. Si hubiera alguien que supiera qué va a pasar en cada momento siguiente y no dijera nunca nada, a su capacidad anticipativa irremediablemente estaría unida una crueldad inhumana, oscura y vengativa.

Pese a todo, tirar la toalla no es una de mis aficiones predilectas. Y menos cuando de algo “así” se trata. He hecho cosas en mi corta vida… esfuerzos… aplicados a situaciones que para mi no significaban NADA. Ahora veo el momento de demostrarme a mi mismo de que soy capaz, que soy capaz de sacrificar por la única oportunidad de hacer esto que se me da.

Las palabras se las lleva el viento aunque las escribas en internet. Los hechos no hay viento que se los lleve. Seré algo que el viento no se pueda llevar jamás.

Advertisements