_Arc

Esos momentos en la vida en los que te preguntas si eres tú el único gilipollas que no está entendiendo la película son escasos pero inolvidables, desde luego.

Sólo hace falta hablar con suficiente confianza y aserción. Lo demás ocurre sólo. O eso se piensan.

Advertisements