_Clogs #3

No dejo de sorprenderme en sueños, como todo torna matices que nunca antes me había detenido a degustar, ni a experimentar. Ideas que simplemente no se veían como algo posible. Y todo dentro de mi cabeza. Sólo para mí. Soñar es alimentar tu ego con una de cal y otra de arena, es crecer.

Cuando pienso que durante unas horas tu cerebro proyecta sobre tu percepción del medio lo que le da la gana, se me queda el cuerpo raro. No se qué pensar. Sería ridículo  e inservible aún así, porque tendría que pensarlo con el mismo cerebro que recrea esos sueños. Pensar sobre los sueños no es más que una farsa, por lo que parece. Lo que te sugiere algo que has soñado, será lo que tu cerebro quiera.

Siempre puedes hacer tuya una canción. SIempre puedes hacer tuyo un sueño. Si no está más que en tu imaginación, me gustaría saber porqué has vuelto a levantarte empapadx en sudor frío, o excitadx. Si lo que conocemos como sueño nos afecta físicamente, como sabemos que no estamos soñando despiertos. O viceversa.

Suena: Clogs – Death and the Maiden

Advertisements