_43% frozen

Me encanta conducir de noche.

Ya sea solo, o contigo dormida en el asiento de al lado.

Me deja tiempo para pensar. 80. 100. 110. 120. 130. A toda ostia.

La triste verdad choca contra todas nuestras buenas intenciones: no todo el mundo puede expresarse sin victimismos, ni ser quien pretende ser. Crearse una fachada de mentiras, es relativamente sencillo. Pero al final todo cae por su propio peso. Y llega el desencanto.

Escribir es algo que a unos les permite aclarar su mierda y llegar a conocer algún día, quizá, el porqué de todo ello. A otros simplemente les vale como una imagen más que ofrecer al mundo, un producto que hay que vender como cualquier otro, una muestra clara de marketing emocional.

No se si es simple o extraordinariamente complejo. Solo se trata de que al menos tu sepas de lo que hablas. Hilar palabras, y soltarlo todo. Puede que sea aquí, o en un trozo de papel que encuentres por la mesa, la servilleta de un bar, o un Moleskine de cuero. Da igual. Lo que no puede ser es un engaño hacia tí mismo. Una patraña que debes tragarte tú ante todo, para despues rularsela a los demás, como un porro rechupado que ha pasado antes por 10000 mentes antes que la tuya, pero que crees ser capaz de ser lo suficientemente original como para que parezca nuevo. Sólo somos copias, si nos vemos por fuera.

Es triste pensar que hay gente que hace de su interior también otra mera copia, y se empeñe en convencernos al resto de que es Único, e Irrepetible.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s