_ad nausea

Hay dolores que ni el alcohol más puro puede paliar, o tan siquiera aliviar.

Hay nauseas provocadas por esos dolores, que no son otros que los que no duelen físicamente.

Hay nauseas como estas, que se presentan de improvisto.

Hay dolores, que provocan estas nauseas causadas de improviso. Dolores supra púbicos, e intestinales. Da igual que no te muevas o que te des friegas con alcohol de romero.

Hay dolores y nauseas, que provocan ganas de venganza. Ganas de consumar esa venganza. Ganas de sonreir desde la cima del mundo tras esa venganza.

Hay putadas que provocan dolores, que provocan nausea, que provocan venganza, y más dolor. Aquello de que la venganza no conduce a nada no es más que demagogia de un grupo de hipócritas que eran demasiado débiles como para aceptar que la venganza les iba a ayudar.

Y no hay mejor venganza que la que se sirve en frío a modo de respuesta a otra venganza.

Advertisements