_Legañas

Me levanto para ir al baño aún de madrugada. Algo pasa. Algún ruido ya casi olvidado pugna por entrar a traves de la persiana, pero en mi cuarto estoy demasiado dormido como para darle importancia.

Ya en el baño, me doy cuenta de que está lloviendo. 20 días sin llover, y por fin una alfombra perlada de gotas de lluvia cubre el asfalto, las aceras, el césped… Sonrío, somnoliento.

De vuelta a la cama, me doy cuenta de lo que había estado soñando hasta el momento antes ( creo ) de despertarme. Eras tu. De nuevo. Sólo cuando duermo puedo hacer magia dentro de mi cabeza, acercar lo que quiero, y alejar lo que aborrezco, y ser… ¿ feliz ? ¿ Hasta que suene el despertador, por ejemplo ? Pero bueno…

Horas después, remoloneando en la cama… fuera está gris, necesito algo que me lo diga sin enseñármelo. Un cd de Nirvana comienza a sonar, y con toda mi espalda parapetada de cojines y almohadas, recostado en una cómoda postura y alumbrado por una tenue y amarillenta luz, sostengo un libro entre mis manos sin hacerle demasiado caso.

Estoy así unas 4 canciones… ( rape me… ) y después, empiezo a oir la gente que se levanta, y digo, pues yo también…

Y de golpe se hace de día.